gato comiendo - pexels
Actualidad Animal

Gatos: Qué considerar al momento de comprarles alimento

Los gatos son felinos; por ende son carnívoros estrictos y deben tener una dieta en base a proteína animal. Las carnes de vacuno, pollo o pescado, no solo aportan proteínas, sino también los nutrientes necesarios para un completo desarrollo.

Comer es maravilloso y esencial, por eso es nuestra responsabilidad alimentar a nuestros gatos de manera correcta, para que lleven un buen estilo de vida mientras disfrutan de lo que comen.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que al ser carnívoros necesitan una porción de entre 30% y 40% de proteína animal cruda, acompañado de otros indispensables, como grasas; en un porcentaje medio, y carbohidratos, vegetales, minerales y vitaminas en mínima medida.

Los alimentos más baratos tienden a tener más de un 30% de carbohidratos; causándole así sobre peso a los gatos. Debido a su bajo porcentaje de proteína animal, los felinos no absorben suficiente taurina y arginina, lo cual podría derivar en fallas fisiológicas, pudiendo provocarles la muerte.

La edad, los problemas de salud y si son quisquillosos a la hora de comer son factores imprescindibles al escoger el alimento del felino, por eso lo más importante es conocer cuáles son los perfectos y prohibidos ingredientes que debe contener cada comida al momento de comprarla.

  1. El ingrediente con mayor importancia es la proteína pura cruda. Puede ser de pollo, pato, salmón o vacuno; siendo estos los más comunes.
  2. El alimento no debería incluir ningún tipo de subproductos como arroz, trigo ni cereales.
  3. En torno a las grasas, su consumo debe ser en un porcentaje medio, sin embargo, debe ir apoyado en la edad del gato. Para los menores de 1 año, las grasas son esenciales para la formación del esqueleto. Los gatos senior (+ 7 años) requieren un alimento con menos de un 10% de grasa debido a su desgaste corporal y poca movilidad. En estas lo ideal es que el envase del alimento nos especifique de qué animal proviene la grasa, descartar que sean desechos de fabricación.
  4. Por último, hay que evitar que el alimento contenga conservantes como la etoxiquina, el BHA y el BHT, ya qué podría desarrollarles cáncer en los riñones a nuestra mascota.
    En cada empaque en la lista de ingredientes y la tabla nutricional podemos asegurarnos que el alimento cuente con los requisitos del gato y el nuestro.

Foto de Mustafa Gövde en Pexels.