Fundación Ayuda Callejeros
Actualidad Animal

Ayuda Callejeros “Queremos seguir cambiando las caritas de los animales”

Esta fundación se constituyó en diciembre de 2019 y, a la fecha, han rescatado a más de 1200 animales, los que reciben atención veterinaria y son rehabilitados para luego ser dados en adopción. “Los perritos se van a sus nuevos hogares esterilizados, vacunados, desparasitados, pasan por peluquería, llevan alimento para una semana y un collar con su respectiva placa”, destaca Sonia Urrutia, su fundadora, quien en esta entrevista nos comparte su historia.

Por Isabel Pinto G.

La familia de Sonia Urrutia (49), Presidenta y Fundadora de Fundación Ayuda Callejeros, no tenía animales, recuerda que cuando era pequeña rescataba perros y gatos, pero después los regalaban. Su relación con éstos comenzó cuando ya era adulta, luego que su hija Javiera, cuando tenía 16 años le pidiera un perrito. “Su padrino le regaló a Woody, un Poodle que tiene diez años, pero le duró el entusiasmo tres semanas. Cuando llegó tenía dos meses y medio, lloraba a las 8 de mañana y con Rodrigo, mi marido, lo llevamos a nuestra pieza y lo empezamos a criar. Nos dimos cuenta de que le faltaba puro hablar, es súper inteligente, entiende todo y pasó a ser un hijo”.

Sonia Urrutia, Presidenta y Fundadora de Fundación Ayuda Callejeros,.

La llegada de Woody provocó un cambio en la forma de ver y relacionarse con los animales. Sonia empezó a andar comida en el auto, se preocupaba de los perros que vivían en las calles, hasta que un día iba camino al trabajo y vio a una perrita corriendo desesperada. “Estuve como media hora tratando de agarrarla, la pillé, la subí al auto y la llevé a la peluquería. Era una Fox Terrier que al parecer la usaban para cruza, estaba flaquísima”, ella fue su primer rescate. Trabajaba cerca de los Outlet de Quilicura, lugar donde menciona que abandonan muchos perros, ahí realizó su segundo rescate, un cachorrito de dos meses, “estaba entero mojado, al lado de un carrito de comida rápida, lleno de pulgas y lo llevé al veterinario. Ahí empecé a rescatar, entre medio lloraba porque veía publicaciones y me daba ataque porque no podía rescatarlos a todos y cuando llevaba como un año rescatando cerré Facebook, dije no lo puedo hacer más, además que había gastado mucha plata porque costeaba todos los rescates”.

Su alejamiento duró hasta que vio un perro viejito que apenas caminaba en un día con mucho calor, iba directo a la carretera. “Paré, lo subí al auto, lo llevé a la veterinaria y ahí dije esto lo hago bien o no lo hago porque no puedo andar llorando por la vida. Abrí el Facebook Ayuda Callejeros y comencé a rescatar full, recuerdo que rescaté un perrito con sarna y empecé a pedir aportes. Estuve, así como seis años y me resultó”. Claro que le funcionó, ya que entre el año 2013 – 2019 rescató, rehabilitó y dio en adopción 825 animales.

Nace la Fundación

Un día su hija, Javiera Hernández, la misma que le había pedido tener el perrito, le dijo que por qué no hacían una fundación. “Ella estaba terminando de estudiar derecho, y me sugirió que la formáramos con Danae Contreras, una amiga suya que estudiaba trabajo social, porque era su sueño. Ellas hicieron todo el trámite y en diciembre de 2019 comenzó Ayuda Callejeros como Fundación”.

Tras formar la fundación llegó la pandemia, Sonia y su marido tienen una empresa de alimentos procesados que le entregaba productos a hoteles, sector que se vio gravemente afectado. “Quedamos parados, nos dedicamos al delivery, pero el ritmo de trabajo era menos, lo que me permitió dedicarle más tiempo a la fundación. En mayo de 2020 me pidieron ayuda para un perrito viejito, su dueño había fallecido de COVID-19 y su familia dejó al perro en la calle. Lo mandé a buscar, y me contactaron de Mega para contar el caso, aumentamos los seguidores y seguimos rescatando. Participé en un seminario de manejo de fundaciones, después a la persona que expuso le pagamos una asesoría, y me dijo que si quería tener una fundación exitosa tenía que dedicarme al 100%”.

Sonia Urrutia y Danae.

A pesar de ser citadina tomaron una decisión como familia con el fin de hacer crecer la fundación. “Juntamos nuestros retiros del 10%, nos arriesgamos y arrendamos una casa en Curacaví, donde hicimos caniles, porque siempre tuve la idea de poder cuidar los perritos. Comencé con alrededor de 20 perritos, que eran los que mantenía en una clínica veterinaria mientras los daba en adopción, luego empecé a traer a mamás con cachorros”.

El fin de la Fundación Ayuda Callejeros es rescatar, rehabilitar y reinsertar, se ha cumplido. Desde diciembre de 2019 han rescatado a más de 1200 perros, y durante el 2021 (a noviembre) la cifra iba en 735 animales, con un promedio de rescate de 70 animales al mes. “En octubre rescatamos 87 perros, muchos cachorros, mamás con 9, 8, 6 y 5, 28 cachorros”.

¿A qué atribuyes el éxito de las adopciones? Lo que también te permite seguir rescatando…

Tenemos buenos seguidores en Instagram. Siempre digo que estamos tocados por una varita mágica. En marzo de 2020 teníamos 1500 y ahora tenemos 46 mil seguidores, me sorprendo. La Danae es súper camiseteada, está 24/7 publicando, la Javiera también, estamos muy bien organizadas.

¿Hay algún patrón de rescate que se repita?

La verdad es que nos llega de todo, mamás con cachorros, adultos, viejitos, pero se repiten casos de perritos atropellados, accidentados, la gente nos llama y pide ayuda, parezco el SAMU (ríe). También hemos rescatado perros de criaderos con la PDI, galgos que estaban en los huesos. 

¿Algún caso que te haya impactado?

Unos perros que rescatamos en el Arrayán, fui con la Fundación Alma, una veterinaria hizo una denuncia. Eran unos perros perdigueros en pésimas condiciones, fue en abril de 2021, fue horrible, estaban arriba de un cerro, en una especie de casas de cartón con desechos, amarrados, muy flacos, de comida tenían una caja con pan duro. Los perros estaban aterrados, no se podían tomar, todas las perras estaban preñadas, al parecer las cruzaban para venta. Me llevé los 4 machos, Fundación Alma las 5 hembras. Nos costó, pero pudimos sacarlos, se rehabilitaron y se dieron en adopción, se fueron a súper buenos hogares, están muy bien.

¿Qué sientes cuando los rescatas y después los ves felices con una familia?

Siempre he sido resiliente, tengo una personalidad fuerte y soy práctica. Me impacto, pero digo hay que resolver esto, no me agobio, porque si te agobias no puedes avanzar y te nublas. Cuando veo estas situaciones que son fuertes me enfoco en que voy a rescatar, a ayudar, voy concientizada en lo que voy a hacer. Cuando los adoptan es emocionante, cuando ves los cambios, te mandan fotos, ahí se me caen un par de lágrimas porque recuerdas todo el trabajo que hiciste, porque en los casos críticos tenemos perros que están meses rehabilitándose y después los ves felices con sus familias.

¿Cómo puedes adoptar un perrito de la fundación?

Pueden contactarnos a través de nuestro Instagram @ayudacallejeros o acceder al formulario de postulación en nuestro sitio web (fundacionayudacallejeros.cl). Es importante destacar que cada perrito se da en adopción está esterilizado, vacunado, desparasitado, pasa por peluquería, se va con alimento para una semana (para hacer el cambio). Además, con un collar y placa con su nombre, número de la fundación y del adoptante. 

Algo que quieras destacar

Todos los perritos que rescatamos pasan por una clínica veterinaria, en el caso de los hogares temporales nosotros nos preocupamos de entregarles todos los insumos. En caso de que al momento de la adopción haya un problema de comportamiento, pagamos la primera sesión con un etólogo. También hemos hecho charlas de tenencia responsable en colegios, municipalidades, ahora contamos con un furgón. Estamos súper organizados y somos una fundación que trabaja súper bien.

¿CÓMO AYUDAR?

Adopta: Adoptar es un acto de amor, entrega y compasión. Puedes darles la oportunidad de cambiar su vida junto a ti.

Voluntarios: Puedes visitar a los animales que viven en el refugio, ayudar en los traslados y ser parte de la comunidad Ayuda Callejeros.

Apadrina: Un perrito o gatito, tiene muchas necesidades, tú puedes acompañar a uno en su proceso de recuperación.

Dona: Puedes aportar desde los 500 pesos, todo suma y sirve para seguir rescatando animalitos de las calles.

Sonia agrega que puedes ayudar donando “casitas, frazadas, insumos, alimento, ya que gastamos 500 kilos al mes. También puedes apadrinar esterilizaciones, vacunas, hogar temporal, ayudar a mantener a los 27 perritos que están en un refugio externo, y costear las tres clínicas veterinarias en convenio, las que generan un gasto de alrededor de alrededor de dos millones a la semana”.  

CAMPAÑA “AYÚDANOS A CRECER Y SALVAR MÁS VIDAS”

Ayuda Callejeros realizará una campaña con el fin de captar socios, ya que pronto contarán con un terreno de mayor tamaño donde se instalarán y construirán nuevos caniles. “La idea es contar con un pabellón de maternidad, de cuarentena para infecciosos, también un pabellón para mamás y cachorros, todo conectado a distintos patios para que puedan jugar y correr. Queremos seguir creciendo y a futuro, incluso, poder contar con nuestra propia clínica en las instalaciones”, menciona Sonia Urrutia.

ADOPCIONES

Vesta Lugg adoptó a su perrita Funky en la Fundación Ayuda Callejeros. La rescataron en mayo y la cantante la adoptó en junio. “La persona que la atropelló la llevó a una veterinaria y después la dejó botada en una plaza, y ahora la vemos que está de vacaciones en Costa Rica ¡imagínate! y Maura Rivera adoptó a Simba, un cachorro, al que también lo vemos disfrutando junto a su nueva familia.