viajar con perros
Actualidad Animal

Guía práctica para viajar con animales

Muchos se van de vacaciones junto a sus familias. ¿Qué debemos preparar antes del viaje?, ¿cuáles son los cuidados que debemos tener durante el trayecto? y ¿qué hacer cuando llegamos al lugar de destino? ¡Toma nota!

Salir con tu perro o incluso tu gato es cada vez más común. Al ser considerados parte de la familia son muchos los lugares que han optado por ser amigables con ellos y recibirlos. Pero para que la experiencia sea un éxito es importante que nos preparemos bien.  La Dra. Viviana Valenzuela, directora Comisión Nacional de Tenencia Responsable de Mascotas del Colegio Médico Veterinario de Chile (Colmevet) nos entrega recomendaciones para que tengamos unas vacaciones con nuestros animales sin contratiempos.

Dra. Viviana Valenzuela

¿Qué hacer antes del viaje?

-Seguridad: La Ley de tránsito menciona que los animales deben ser transportados en una caja de transporte o con un cinturón de seguridad especial para ellos.

-Identificación y registro: Los animales deben viajar con collar y placa de identificación. Así también, deben estar chipeados y registrados en el Registro Nacional de Mascotas con el fin de poder ubicarlos en caso de extravío.

-Habituarlos a la caja de transporte: Se recomienda comprarla con tiempo, ubicarla en algún lugar de la casa e invitar al animal a ingresar con premios, refuerzo positivo, juguetes, ponerle su mantita. Utilizar feromonas de apaciguamiento de mascotas que den la intención de que es un área protegida y que no les va a pasar nada en la caja, con el fin de que el día en que viajemos la conozca y sepa que es un espacio seguro.

-Bolso de viaje: Los animales también deben contar con un bolso, en el que podamos llevar sus recipientes de agua y comida, frazada, manta o cama; bolsas para las deposiciones. También alimento suficiente y correctamente almacenado para mantener las características del producto. Es mejor llevarlo, ya que sino no encontramos el alimento que consume habitualmente vamos a tener que cambiar la marca y los animales podrían presentar problemas gastrointestinales. Más aún si perros y gatos están bajo tratamiento y utilizan alimentos medicados, ya que son más difíciles de encontrar. Además, deben llevar bloqueador solar de uso veterinario, su carnet sanitario, donde esté su historial médico y el certificado de vacunación antirrábica vigente, en caso de que se produzca algún tipo de mordida. ¡Importante! Llevar los medicamentos permanentes que toman los animales, si es que se encuentran bajo tratamiento médico veterinario, por ejemplo, pacientes con problemas cardiacos, enfermedades metabólicas o endocrinas.

-Kit de emergencia: Preparar uno en caso de que los animales puedan sufrir algún accidente. Este debe tener apósitos como gasas, algodón, vendas, cinta adhesiva y suero fisiológico para lavar y limpiar heridas. En caso de ser necesario, posteriormente deben acudir a un centro veterinario. En caso de pacientes que tengan antecedentes de reacciones alérgicas a las picaduras de insectos, abejas, avispas, pueden pedirle a su médico veterinario que les entregue una prescripción de emergencia y llevar el medicamento.

-Mareos y vómitos: Si tienen animales que presenten mareos o vómitos cuando andan en auto, es recomendable llevarlo a un médico veterinario quien le podría prescribir un medicamento para evitarlos.

-Centro médico veterinario: Si tenemos claro el lugar donde vamos a llegar, podemos identificar los centros veterinarios que hay en la zona en caso de una emergencia. También tener a mano el contacto de su médico veterinario de cabecera por cualquier duda y consulta.

*Día del viaje: Se puede realizar un paseo previo, tranquilo, donde no realice tanto ejercicio para que baje la ansiedad, ya que la misma familia puede estar estresada por el viaje, es necesario calmarlos. Darle alimento al menos dos horas antes del viaje para que la comida ya esté en proceso de digestión.

 Durante el viaje 

-Seguridad: Los animales nunca deben viajar en el asiento delantero, está prohibido por ley. Tienen que viajar en el asiento trasero en su caja transportadora o con cinturón de seguridad. Además, el tutor debe respetar las velocidades de conducción durante el trayecto.

-Calmantes naturales: Se pueden usar feromonas que los puedan tranquilizar, también productos naturales como Calmer -aromaterapia- o collares calmantes. Queda prohibido el uso de Acepromazina (Pacifor, Ingor), si bien la prescripción dice que es un tranquilizante y sedante, se prescribe para otras cosas, no para viajes. Su uso puede provocar reacciones adversas en pacientes y derivar en una emergencia médica. Este medicamento se debería vender con receta médico veterinaria, ya que está contraindicado en pacientes epilépticos o que tienen tratamientos por convulsiones.

-Ventilación y control de temperatura: Mantener la temperatura adecuada con el fin de prevenir un shock térmico o golpes de calor. Evitar dejar el auto en lugares con mucho sol, los descansos se deben realizar bajo sombra y las paradas, ojalá, realizarlas en los horarios adecuados y no en los de mayor temperatura. Nunca dejarlos en el auto, aunque este se encuentre bajo sombra. Los animales no pueden quedar sin supervisión de sus tutores.

-Paradas: Detenerse cuando sea necesario para que los animales puedan descansar, salir a hacer sus necesidades, más aún si son viajes extensos. Los recorridos muy largos producen agotamiento para toda la familia.

-Agua: Contar con un dispensador de agua para darle durante el viaje.

-Alimento: No se recomienda alimentarlo durante el viaje. Los animales comen dos o tres veces en el día, por lo que se les puede alimentar al menos dos horas antes de iniciar el trayecto.

-Enriquecimiento ambiental: Llevarle su juguete favorito para que pueda entretenerse durante el viaje.

Después del viaje

-Llegada al lugar de destino: Una vez que llegamos al lugar donde vamos a alojar es necesario bajar a nuestras mascotas con un medio de sujeción, collar, arnés, nunca dejarlas sueltas, así prevenimos que se puedan extraviar o arrancar y sufrir un accidente. Luego, observar a nuestros animales, comenzar a habituarlos al lugar. Se pueden aplicar productos naturales para tranquilizarlos y dejarlos en un espacio fresco donde puedan descansar, tomar agua y alimentarse.

-Espacio seguro: El tutor debe hacer un barrido del lugar y revisar que sea completamente seguro para sus animales, que no cuente con zonas por donde se pueda escapar. Tras esto los animales pueden comenzar a explorar el recinto, para que vayan habituándose al lugar donde van a permanecer varios días.

-No dejarlos solos: Si llegamos a un lugar desconocido, ajeno para ellos, que no es su zona de confort, se puede producir incomodidad, escaparse, salir a buscar a sus tutores y extraviarse, por lo que es importante verificar que el recinto cuente con cerco perimetral para evitar posibles escapes. Por lo que se recomienda no dejarlos solos, más aún en los primeros días.

-Salidas: Si con el paso de los días, los animales están cómodos y se sienten seguros en el lugar, se pueden quedar solos por periodos cortos de tiempo. Se recomienda dejarlos con juguetes de enriquecimiento ambiental, se les puede poner alimento, un snack o algo rico en un juguete tipo Kong, así se pueden entretener mientras sus tutores no están, pero lo ideal es no dejarlos solos.