perro invierno
Actualidad Animal

Los perros también pasan frío: Consejos para cuidarlos ante las bajas temperaturas

Médico veterinario recomienda no cortarles el pelo y ubicar su casa en lugares donde no haya corrientes de viento.

Pese a que el pelaje de los perros cubre todo su cuerpo como un abrigo protector, los canes igualmente sufren con las bajas temperaturas que se registran estos días, tal como los humanos. “Un dueño se dará cuenta que su perro tiene frío cuando tirita para generar calor con el movimiento, respira más lento, se encoge y acurruca para evitar perder temperatura, está apático y aletargado, e incluso vocaliza aullando o ladrando para llamar la atención”, explica Diego Pincheira, médico veterinario de Laboratorio Drag Pharma.

Según el experto, entre las razas que se ven más afectadas por el frío están las pequeñas, porque pierden más rápidamente el calor de su cuerpo, tales como el chihuahua, yorkshire y teckel dachshund o salchicha.

También sufren más con el frío cachorros de razas grandes y pequeñas, y razas de mayores dimensiones pero de pelaje corto y poca grasa, como los galgos.

En gran medida es responsabilidad del dueño que su perro no pase frío. “Si sale en vacaciones de invierno, encargue al cuidador del perro que tome las medidas necesarias para que éste no pase frío, como mantener su casa en buenas condiciones o que use ropa seca”, agrega Pincheira.

Verse expuestos a bajas temperaturas de modo constante, afectará el bienestar del perro y posiblemente su salud. El frío persistente puede estresar el sistema inmune del perro y tornarlo susceptible a enfermedades contagiosas, como la Traqueo Bronquitis Infecciosa que se manifiesta en tos persistente, dificultad para respirar y decaimiento.

Cortar solo la chasquilla

Entre las acciones que los tutores pueden realizar para proteger a sus canes del frío, Pincheira destaca:

• No cortar el pelo del perro, porque es su abrigo natural en invierno. «Hay que olvidarse de la estética en esta época del año. Solo sugiero cortar la chasquilla o pelo que tapa los ojos para despejar la visión del can», recomienda.

• Si el perro duerme fuera del hogar, ubicar su casa cerca de una pared o en un rincón, para que no quede expuesta a corrientes de viento. La casa del perro debe tener mantas para dar mayor calidez y quedar elevada respecto al suelo para que no absorba humedad.

«En los días más fríos, es bueno que el perro esté al interior del hogar, donde está más temperado», añade.

• Mantener la rutina y horarios de paseos para perros que viven al interior de departamentos, modificando estos horarios levemente para salir en los momentos más tibios. «Hay que salir a caminar con el perro aunque haya frío para evitar generarle ansiedad y porque algunos canes aguantan sus necesidades fisiológicas si no salen al exterior», advierte.

• En estos paseos es bueno colocarles una capita o abrigo, idealmente de algodón, y retirar la ropa cuando entre al hogar temperado. Si el perro habita en el patio y usa ropa, hay que preocuparse de revisar que no esté mojada o húmeda. “Un error grave es dejarlo con la misma ropa varios días quedando húmeda, pues hará que sienta el frío de manera más intensa”, advierte Pincheira.

• Dar una alimentación balanceada y eventualmente complementar con suplementos vitamínicos. La vitamina E y los ácidos grasos Omega 6 dan firmeza al pelaje que abriga al perro. La vitamina A fortalece su sistema inmunológico y la vitamina D aumenta los linfocitos T que refuerzan la inmunidad.

Foto de Leah Kelley en Pexels.