major perro casa blanca
Actualidad Animal

Major: Un ejemplo de la Casa Blanca

El presidente de EE.UU Joe Biden vive junto a su familia y sus perros Champ y Major, este último fue adoptado en un refugio.

Por Isabel Pinto G.

Tras conocerse los resultados de las elecciones de Presidente en EE.UU, apareció un nuevo protagonista en esta historia, nunca excenta de polémicas. Se trata de Major, un perro pastor alemán que el Jon Biden adoptó en Delaware Hummane Association. Si bien Major es el primer perro rescatado en llegar a la Casa Blanca, no es el primero en ser adoptado por un mandatario, ese título es de Yuki, un perro abandonado que fue adoptado por Lyndon B. Johnson. En el Día de Acción de Gracias de 1966, su hija lo encontró en una gasolinera en Texas y lo sumaron a la familia.

La llegada de Major a la Casa Blanca ha conmovido a los estadounidenses, ya que con Joe Biden volverán los animales a la residencia presidencial, una larga tradición que fue interrumpida por Donald Trump. Pero éste no será el único que disfrutará de las instalaciones y los amplios jardines, sino que lo hará junto a Champ, el otro perro de la familia.

Los perros presidenciales

Champ es parte de la familia desde 2008, cuando Barack Obama y Joe Biden ganaron la elección presidencial. El presidente Obama había prometido a sus hijas Malia y Sasha que, si triunfaba, podrían tener un cachorro. Esa misma promesa le hizo el vicepresidente a su esposa Jill, fue así como Champ llegó a la familia cuando aún era un cachorro.

El año 2018 los Biden querían tener otro perro y decidieron adoptar. Fue Ashley, hija, quien se contactó con Delaware Hummane Association y le envió las fotos de Major a sus padres, quienes finalmente lo adoptaron. Según medios internacionales, Major llegó al refugio junto con sus cinco hermanos, después de que la camada estuviera expuesta a toxinas, debido a esto la madre y los cachorros debieron recibir atención veterinaria de emergencia y lograron recuperarse.
Delaware Hummane Association publicó que “haber participado en el viaje de Major es un honor. Un final feliz es siempre el resultado por el que nos esforzamos cuando los animales entran a nuestro cuidado. Cada animal desplazado merece una segunda oportunidad. La historia de Major muestra el poder de la posibilidad: un perro de refugio que una vez luchó por su vida vivirá en la Casa Blanca en unos pocos meses. No todos los animales del refugio comparten la fortuna de Major. Esperamos sinceramente que su historia resalte la importancia de la adopción de animales e inspire a las personas de esta gran nación».

Campaña

Champ y Major participaron activamente en la campaña de Biden, a través de sus redes sociales compartieron una imagen del día de la adopción de Major y diversas fotografías de la pareja de perros compartiendo con la familia. Incluso, en días previos a la elección, Joe Biden hizo a sus perros un tema de campaña. “Devolvamos a los perros a la Casa Blanca”, publicó en Twitter, acompañado de un video en donde Donald Trump mostraba su poca afinidad con los canes “Qué parecería yo paseando un perro por el césped de la Casa Blanca”, decía Trump en el registro.

“Los perros de Estados Unidos”

Champ y Major tienen cuenta en Instagram (@First_Dogs_USA), donde se identifican como DOTUS -Dogs Of The United States- y ya cuentan con más de 129 mil seguidores.

Animales presidenciales

Más de 300 animales, entre perros, gatos, cabras, vacas y pájaros han sido residentes de la Casa Blanca acompañando a los presidentes. Algunos han sido muy populares como Socks, el gato de los Clinton. George Wush Bush, también tuvo a Barney, un terrier escocés, cuyos videos fueron la sensación de Internet durante el tiempo que Bush ocupó la presidencia. Mientras que los últimos perros fueron en habitar la Casa Blanca fueron Bo y Sunny, quienes pertenecían a la familia Obama.

MIRA LAS IMÁGENES