Actualidad Animal

Volver
Alt de la imagen

Mayte Rodríguez y Naomi “Ella es un pilar emocional para mí”

julio 1, 2020 by Isabel Pinto en Actualidad Animal

La actriz es una conocida amante de los animales, apoya fundaciones con el fin de promover la adopción, y fomenta el uso de productos de belleza no testeados en animales. Sobre su amor por Naomi, las actividades que ha realizado durante la cuarentena, su compromiso con el cuidado del medioambiente y sus nuevos proyectos, conversamos en esta entrevista.

Por Isabel Pinto G.
Fotos: Javiera Eyzaguirre para Estudio Fe
Maquillaje y pelo: Josefa Inostroza
Producción: Esteban Aparicio C.
Vestuario: Sofía Órdenes
Booking & Management: Mayte Rodríguez Agencia Versus.

Mayte Rodríguez creció rodeada de animales en una parcela en El Arrayán, donde vivía con su papá y sus hermanos. En ese tiempo era vecina de su mamá, la actriz Carolina Arregui, quien también les permitía tenerlos, “tuvimos iguanas, catas, hámster, perros, gatos, todos al mismo tiempo. Con mis hermanos nos encargábamos de alimentarlos, ese era el trato. Así viví casi toda mi vida, nuestros fines de semanas los pasábamos en el río con chanchos muy grandes, caballos, y llegamos a tener ocho perros. En la casa de mi mamá tuvimos gallinas y patos”. Luego se fue a vivir a Maitencillo con la actriz, lugar donde adoptaban perros abandonados. “Toda la vida estuve rodeada de animales, los veo como compañeros. Es uno de los primeros recuerdos que tengo, siempre en compañía de perros”, agrega.

Cuando tenía ocho años tuvo su primera perra, Mara, mezcla de siberiano. “Su compañía era todo para mí. Ahí descubrí el amor por los animales, su inocencia y lealtad, yo era su mundo. Recuerdo que me daba mucha pena que los perritos estuvieran tan flacos en la calle, y sacaba comida de la Mara en una bolsita, me iba a pasear por Maitencillo alimentando a todos los perritos callejeros que veía. Llegaba con varios perros de vuelta a casa, me retaban un poco, porque después costaba que se fueran, y ya teníamos varios que cuidar. Tendría muchos perros, pero mi estilo de vida y dedicación no me lo permiten. Elijo criar con calidad, pero ayudo a buscar casita a los perros; hay varias fundaciones (donde adoptar) como Garras y Patas, Fundación Julieta, Inkan Animal”, menciona.

¡Bienvenida Naomi!

Antes de Naomi tuvo una perrita llamada Marcela, de 7 años, mezcla de Fila Rhodesian y Pitbull. “Vivimos las dos solas varios meses, me dio una seguridad que nunca había sentido, compartimos cuatro años, hasta que una noche la atropellaron. El dolor fue tan inmenso, que la única manera de poder superarlo fue encontrando una perrita que llenase ese vacío. Nunca imaginé mi vida sin un perro después de la Marcela, esperé meses a que diera a luz la mamá de Naomi, hasta que llegó a mi vida”, recuerda.

Naomi nació en Argentina, en la parcela de una amiga de la actriz, donde los perros corren libres y felices. Explica que en el lugar “hay vacas y lagos, no estoy de acuerdo con el encierro, ni con los caniles para cruzar perros. Por eso me enamoré de donde viene Naomi y la acepté en mi vida como el más lindo regalo. Llegó de un mes y medio, y nunca más nos separamos. Nos cuidamos la una a la otra. Esa fue nuestra promesa”.

Su compañera cumple 6 años en agosto, y es su regalona, su amiga. Les gusta correr por la playa, subir cerros. “Antes de la cuarentena salíamos a andar en patines, ella va al lado, también a andar en bicicleta. La verdad es que hago casi todo con ella, se porta bien y me atrevo a llevarla. Pesa sólo 8 kilos menos que yo” (ríe).

Viajas mucho con ella. ¿Te preocupas de buscar hoteles pet friendly? ¿La entrenaste?

Me da una calma y una paz que nada más me la da. Esa es la magia de los animales, entonces siempre busco lugares pet friendly. Naomi es muy inteligente, sabe cuando hace algo que está mal. La entrené con CICAN, comportamiento animal. La entrenadora y veterinaria es amiga mía de niña, y me ayudó mucho con detalles que quería con Naomi, por ejemplo, que no llore en el auto, que le guste el mar y la piscina, que no saque comida que no es de ella -aunque esté a su alcance y sola-, que no invada los espacios de otros, el baño, y fundamental, el trato con los niños y respeto a su dueña. Creo en el reforzamiento positivo, y no es temerosa gracias a eso.

¿Cómo es Naomi?

Dulce, dama, limpia, regalona, dócil, valiente, guardiana, leal, y muy cool (ríe).

¿Qué significado tiene en tu vida?

Un angelito, mi estabilidad. Tenerla conmigo sacó lo mejor de mí.

Has tenido parejas que también tienen perros y has establecido mucha cercanía con ellos. ¿Cómo vives la separación de los animales?

Sabiendo que están bien cuidados, recordando con mucho amor.

Tienes una conexión especial con los caballos, cuéntanos sobre tu relación con ellos.

Precisamente en Maitencillo, vivimos ahí dos años, tuvimos un caballo en el terreno, y además antes se podía andar a caballo por la playa, y en los senderos de la Laguna. Galopo desde niña sola, al principio era un paseo, después se transformó en algo más y creé un vínculo con ellos. Es un animal tan noble, que además es medicinal. La Hipoterapia ayuda a muchos niños hoy.

Tiempos de cuarentena

Mayte cuenta que ha vivido este tiempo de una manera muy responsable. “Gracias a Dios puedo estar aislada, teniendo el mínimo de contacto con supermercados… Ha sido muy familiar, con Naomi, reflexionando sobre cómo el mundo nos pedía un respiro. Lo más positivo de todo esto es la respuesta de los animales y la naturaleza con respecto a la contaminación y la baja actividad humana’’.

¿Con quién has pasado más tiempo durante la pandemia?

Con Naomi, mi sobrina, mis hermanos y mi mamá.

¿Qué actividades realizas para distraerte?

Cocino cosas nuevas, hago TRX vía Zoom con mi amiga y personal trainer Rocío Cabello, somos el mismo grupo de chicas que nos juntábamos, pero ahora lo hacemos en este formato. Saco a Naomi a pasear, pinto muchísimo (hago cuadros, figuras de yeso) y volví a hacer muebles, mesas, repisas, lámparas de madera y trabajos rústicos. Me gusta mucho.

¿Qué cosas de las que hacías habitualmente extrañas?

Juntarnos con mi papá a comer, darle un abrazo, principalmente el poder juntarnos con quienes amamos. Gracias a Dios he podido estar más con mi mamá y mis hermanos, ha sido un reencuentro hermoso. Pero extraño mucho mi trabajo y la naturaleza.

¿Te ayuda Naomi a enfrentar este momento?

Este, y todos los otros. Ella es un pilar emocional para mí.

¿Sería distinta esta cuarentena si no estuvieras con ella?

No sólo la cuarentena, mi vida. No la imagino sin ella, estoy consciente que tengo que irme despidiendo con los años, pero no imagino la vida sin animales.

Belleza consciente

Participaste en una campaña de belleza cruelty free de Pamela Grant. ¿Te preocupas de usar productos que no sean testeados en animales?

Sí, muchísimo. Hoy tenemos todas las facilidades para ser más conscientes de lo que consumimos. El reciclar también se ha vuelto cada día más masivo. Espero que lleguemos a un punto de conciencia que, al mirar atrás, pensemos que estábamos locos, de cómo no fuimos conscientes de algo tan natural antes. Falta información en el sistema.

¿En qué tipo de campañas te gustaría participar?

La verdad, los circos con animales no pueden ser; los zoológicos debieran tener sólo animales en rehabilitación, y con un extenso lugar para habitar. No jaulas, no a la caza, pero principalmente estoy muy activa en no usar plásticos y reutilizarlos o reciclarlos, están destruyendo nuestros océanos. El respeto con nosotros, nuestros animales y nuestra casa, es aportar con tu grano de arena; si todos lo hiciéramos estoy segura de que viviríamos en un lugar más justo y mejor.

¿Nuevos proyectos…?

Una película que habla sobre las tradiciones chilenas y cómo se manejan los animales ahí (el rodeo). Lo interesante es que muestra neutralmente cada punto, así cada uno podrá sacar sus conclusiones. Por otro lado, con Jorge Olguín también tenemos un proyecto esperando a que termine la cuarentena, y en televisión está todo paralizado, hay que esperar que todo vaya retomando su curso, y también generando nuevas ideas paralelas a la televisión para este 2020. Lo bueno de las crisis es que traen oportunidades, sólo hay que enfocarse y lograr cosas nuevas.

MIRA LAS IMÁGENES

Comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *